Buenas Geeks! Seguimos con la serie de artículos sobre las vacaciones sin irse muy lejos, como lo llaman los ingleses «Staycation». Como he dicho ya en multitud de ocasiones, Baviera y las regiones colindantes tienen tantísimas cosas para ofrecer a los visitantes, que nos harían falta muchos años para visitarlas todas. En esta ocasión hemos cruzado la frontera con Austria para visitar el Triassic Park en la Steinplatte. Si usáis a menudo el transporte público, habréis visto miles de anuncios sobre el mismo. Se trata de un parque de dinosaurios al aire libre en lo alto de una montaña. Las vistas son impresionantes y los niños disfrutarán de los enormes reptiles.

Triassic Park: El parque de dinosaurios de plástico

Como os habéis podido imaginar, el Triassic Park es, ni más ni menos, un parque de dinosaurios (de plástico, por supuesto). Lo más interesante es que está al aire libre y es totalmente gratuito. Se encuentra en la Steinplatte, un macizo montañoso justo en la frontera de Austria con Alemania. Para llegar hasta aquí, sin embargo, tenemos que entrar por el lado austríaco. El punto positivo es que no tenemos que comprar ninguna viñeta, ya que todo el recorrido dentro de territorio austríaco se hace por carreteras convencionales.

El parque en sí consta de diversas estaciones con distintos tipos de dinosaurios, que nos contarán una pequeña historia sobre las características del mismo. Esta estaciones están dispersas por el area que comprende el parque, por lo que tendremos que andar un poquito entre una y otra. Hay multitud de zonas de juego infantiles, incluso con agua para refrescarnos en los días más calurosos:

También organizan actividades con los más pequeños, e incluso podemos buscar tesoros en la arena. Hay una zona interior donde se nos cuenta la historia de los dinosaurios, con juegos interactivos y, como no, una tienda de regalos.

Una atracción que no nos podemos perder es la plataforma panorámica. Se trata de una especie de balcón con el suelo parcialmente cubierto de cristal y rejilla metálica (con una caida de unos 100m). Incluso si tenéis miedo a las alturas como yo, podeís armaros de valor e intentar llegar hasta el borde de la misma, las vistas son sencillamente impresionantes:

Plataforma panorámica

Ruta hasta el parque

Para llegar hasta el parque de dinosaurios tenemos dos opciones principalmente. Si no queremos complicarnos mucho la vida, podemos llegar hasta lo alto de la montaña usando un teleférico. Si por el contrario, queremos hacer algo más de ejercicio, existe la posibilidad de subir andando hasta donde se encuentra el parque.

Son menos de 3 kilómetros desde el parking de la Steinplatte, y una ascensión de algo más de 200 m. La ruta está completamente asfaltada, ya que es el camino que usan los coches de abastecimiento del parque. Es decir, que se puede hacer con un carrito de bebé, pero la inclinación es considerable, así que tenedlo en cuenta antes de empezar a empujar el carrito durante 3 km cuesta arriba. Justo al comienzo de la ruta hay un restaurante estratégicamente situado para cuando volvamos, tomarnos algo y refrescarnos.

Aquí podéis ver los detalles de la ruta:

Ruta al parque de dinosaurios

Ruta hasta la cima la Steinplatte

Para aquellos que sean más aventureros, o bien hayan tomado el teleférico y tengan las baterías a tope, existe una ruta adicional que no puedo dejar de recomendar. Se trata de llegar a la cima de la Steinplatte. Es una opción perfecta para que los pequeños suban a su primera cima (¡esta ya con cruz incluida!), ya que la distancia que hay que cubrir no es excesivamente grande (algo más de un kilómetro cuesta arriba) y con unos 150m de desnivel.

Aquí podéis ver los detalles de la ruta:

Ruta a la cima

En esta ocasión, la ruta no es apta para carritos de bebé ni niños excesivamente pequeños. Si bien el 90% de la misma es perfectamente apta, los últimos 100-200 metros son en terreno completamente escarpado. Hay que «escalar» las rocas hasta llegar a la cumbre, y se recomienda calzado adecuado, y que los más peques tengan algo de experiencia moviéndose por este tipo de terrenos.

Como nota, la cima termina en una pared vertical que da vértigo, por lo que hay que tener cuidado una vez estemos en lo alto de todo. No hay ninguna barrera ni protección y cualquier traspié puede ser fatal.

Vista desde la cima de la Steinplatte

Cómo llegar

En esta ocasión la única opción viable para llegar al Triassic Park es mediante el coche, ya que las combinaciones para llegar mediante transporte público son bastante rocambolescas y de casi 4 horas de duración. El lugar al que nos debemos dirigir depende un poco de qué opción vayamos a tomar.

  • Si optamos por subir hasta el parque de dinosaurios mediante el teleférico, hay que aparcar en el aparcamiento habilitado a tal efecto. El precio del teleférico lo podéis encontrar en la web que hemos enlazado, pero así de forma resumida: para familias con un solo peque son 50€ y para familias de más, 60€. La dirección es la siguiente:

Alpegg 10
6384 Waidring,
Austria

  • Si por el contrario, no os van mucho los teleféricos (¡como a mí!) o queréis subir andando, tenemos que llegar hasta el puesto de peaje de la carretera de montaña. Ésta se llama Höhenstraße Steinplatte y cuesta 10€ por coche. Son unos 5 kilómetros, con una pendiente del 15%. La dirección es la siguiente:

Schredergasse 24
6384 Waidring
Austria

Galería de imágenes

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!