Excursión en tren a Lenggries

¡Parece que la primavera ha llegado para quedarse! Ya era hora, hemos tenido un invierno que no nos ha dejado mucha tregua. Así que como el tiempo acompañaba, era hora de empezar a hacer excursiones. La primera opción era coger las bicis e ir a lo largo del Isar a la altura de donde vivimos. Pero… y si fuéramos un poco más hacia el sur? La parte del Isar donde discurre de forma salvaje es muy bonita. Sin embargo, esa sería la opción de mucha gente y las autovías estarían colapsadas muy probablemente. Así que la solución: ir en tren hasta Lenggries.

Cómo llegar

Esta vez no vamos a indicar cómo llegar con el coche, ya que esta excursión está pensada para todos aquellos que no tienen coche. Es totalmente compatible con el Bayern Ticket por lo que es perfecto para un grupo de personas.

Desde Hauptbahnhof cogemos el BOB que se dirige a Lenggries. Ojo, que los trenes que van a Tegernsee y Lenggries están unidos, y en Schaftlach se separan, así que prestad atención. No sea que terminéis en Tegernsee en lugar de Lenggries (aunque es un sitio precioso también!). Los horarios los podéis consultar en el siguiente enlace: BOB München – Lenggries

Una vez que estemos en Lenggries, hay que dirigirse al puente que está a unos cinco minutos de la estación. Desde este puente, tendremos la opción de bajar hasta la orilla, o cruzar el Isar y hacer la caminata desde la otra orilla. Ambas opciones son geniales!

Desde aquí, la idea es caminar a lo largo de río hasta que lleguemos a la parada que queramos del BOB. Por lo tanto, es una excursión totalmente configurable. La idea original es seguir el Isar hasta el pueblo de Bad Tölz y desde aquí coger el tren de vuelta. Sin embargo, los 10 km que separan Lenggries y Bad Tölz son demasiado para nuestro peque, y únicamente fuimos desde Lenggies hasta Obergries: unos 3.5 km. Perfectamente viable para los más pequeños de la casa.

Durante el camino veremos un montón de sitios donde sentarse y disfrutar de las vistas, o hacer un pequeño picnic improvisado:

Una vez llegado a Obergries, podemos retomar el tren de vuelta, o parar a recuperar fuerzas. Para ello, hay un restaurante que se llama Cafe Schusterpeter, y no se encuentra demasiado lejos de la estación. Bueno, mejor llamarlo apeadero, porque de estación no tiene mucho!

 

You may also like...

1 Response

  1. mayo 21, 2018

    […] volviendo de Garmisch… 4 horas hasta Múnich! Así que como ya lo hicimos anteriormente en Lenggries, compramos un Bayern-Ticket y nos pusimos en marcha hacia las […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.