Buenas!

Pues parece que está ya todo solucionado y era más sencillo de lo que parecía. Aunque el formulario E-104 lo recibí en el tiempo estipulado por la Seguridad Social, parece que no era necesario. Después de hablar con la responsable de Recursos Humanos de mi empresa, realizó una breve llamada a los Sres. de la Techniker Krankenkasse e insistió que tal papel no era necesario: había estado trabajando en Madrid hasta la fecha de mi llegada a Alemania, así que era obvio que tenía seguro.

Y fue de lo más efectivo, ya que en el plazo de una semana (y sin mandar finalmente el E-104), he recibido en mi casa mi tarjeta de la Techniker Krankenkasse, con la que puedo ir al médico. Se trata de una tarjeta con chip, en la que están indicados todos mis datos en el anverso. Como dato curioso, en el reverso de la tarjeta viene impresa la Tarjeta Sanitaria Europea, con la que puedo ir al médico en el resto de Europa.

Así que ya  me puedo poner malo con tranquilidad, que el tema del médico lo tengo resuelto. Ahora el problema vendrá en cómo explicar en alemán lo que me duele! Pero esa ya es otra historia…

 

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!