Buenas!

Retomamos el post anterior sobre matricular el coche ya que he podido llevar todos los trámites a cabo. Por si no lo recordáis, nos quedamos en el punto donde habían echado para atrás la ITV del coche y tenía que repararlo: un par de amortiguadores, ajustes en el freno de mano y en las luces antiniebla.

Como tenía ya un taller de confianza a donde acudir, me dirigí hacia allí. El dueño del taller me hizo un presupuesto que no me pareció excesivamente caro, así que acepté la reparación. Al comentarle que necesitaba todo eso para la TÜV, se ofreció a gestionar todos los papeles para que no tuviera que volver a pasar por las oficinas de la TÜV. Esa es una gran ventaja de los talleres alemanes: si están homologados por la TÜV/Dekra, se encargan de todo (incluso de expedir la documentación de la inspección).

Así que una vez el coche estuvo listo y toda la documentación de la TÜV en orden, es hora de pasar a tráfico a registrar el coche:

Kraftfahrzeug-Zulassung (Tráfico)

Antes de nada, hay que tener todos los papeles en regla para que no tengamos que dar más de un viaje a tráfico. Lista de comprobación:

  • Documentación de la TÜV
  • Número del Seguro (eVB – elektronische Versicherungsbestätigung)
  • Documento del Padrón (Anmeldung)
  • Matrículas españolas
  • DNI/Pasaporte en regla.
  • Número de cuenta y código del banco (Bankleitzahl). Aquí domiciliarán los impuestos asociados a nuestro coche.
  • Certificado de Conformidad (CoC)

Una vez que tenemos todos los documentos arriba mencionados, nos dirigimos hacia la oficina de tráfico, que en Múnich la podemos encontrar en:

Kreisverwaltungsreferat (KVR) Hauptabteilung III Straßenverkehr Kraftfahrzeugzulassungs- und Fahrerlaubnisbehörde
Eichstätter Straße 2
80686 München
Tel.: 089 233-96090

En la planta baja hacemos cola hasta que nos validan toda la documentación. Aquí nos indican que tenemos que subir a la primera planta y esperar a que no atiendan (no hace falta pedir número), en el departamento de Importfahrzeug. Aquí nos vuelven a verificar toda la documentación, se quedan con las matrículas españolas y nos entregan la nueva documentación alemana del coche que a saber es:

  • Zulassungsbescheinigung Teil I (Fahrzeugschein). Una pequeña hoja de papel que contiene nuestros datos e información técnica del vehículo.  Es el que la policía nos solicitará cuando quiera ver la documentación del vehículo y se recomienda por tanto llevarlo en la cartera y no dejarlo en el coche por precaución.
  • Zulassungsbescheinigung Teil II (Fahrzeugbrief). Una hoja de papel tamaño A4 y que contiene también información sobre nosotros y sobre el vehículo. Hay que tener mucho cuidado con este papel, ya que si alguien posee el coche y este documento, tiene derecho legal sobre el coche. Así que se recomienda encarecidamente no dejarlo en el coche.

En este punto se nos solicitará un número de matrícula en caso que lo queramos personalizar. Esto lleva un coste añadido de unos 10€, pero es algo divertido poder elegir la matricula que llevará nuestro coche. Podemos ver la disponibilidad de las combinaciones en esta pagina web del ayuntamiento de Munich:

https://www10.muenchen.de/WuKe/

El siguiente paso es pagar el registro del coche, que en mi caso fueron 53,50€. Esto se lleva a cabo en la planta baja del edificio, en las ventanillas marcadas como Kasse. No hay que confundir el precio del registro con el impuesto de circulación (eso lo cargarán en nuestra cuenta próximamente).

Una vez efectuado todo este papeleo, es hora de ir a por nuestras placas (físicamente). Para ello, tenemos multitud de opciones: en los alrededores de la oficina de tráfico podemos encontrar muchas tiendas encargadas de hacernos las matrículas. Sin embargo, no caigáis en el mismo error que yo: buscad bien, ya que a medida que nos alejamos de la oficina, los precios bajan drásticamente. Yo fui a una que estaba bastante cerca y fueron aproximadamente 42€: 34€ de las matrículas y 8€ de los portamatrículas (hablaremos de eso más tarde). Luego más tarde de camino al metro vi un sitio donde las hacían por 12€. Así que mirad bien antes!

Con nuestras nuevas placas en la mano, con el recibo de haber pagado el registro del coche, volvemos a las oficinas de tráfico donde nos colocarán las pegatinas correspondientes al estado de Baviera y la correspondiente pegatina de la validez de la TÜV. Nota: Actualmente sólo ponen una pegatina de TÜV, que va en la placa trasera.

Solo falta colocar nuestras matrículas y la pegatina verde (si procede) de emisiones en el coche. Las placas alemanas si os fijáis, no van atornilladas directamente al vehículo, si no que van colocadas en unos soportes de matrícula. Estos los venden en cualquier sitio que haga las matrículas y disponen de muchos agujeros: no será dificil que alguna combinación encaje con nuestro coche. En cuanto a la pegatina de emisiones, hay que colocarla en la parte derecha (la del copiloto) inferior del parabrisas.

Con toda la documentación del coche, sólo tenemos que llamar al seguro para que actualicen los datos de la poliza y tenerlo todo finalmente en regla.

1063766_410767879038286_1279355674_o

ExtraParkausweis (Aparcamiento para residentes)

Para aquellos que vivan en el centro de Múnich, conviene solicitar un permiso de aparcamiento para residentes. De esta forma podremos aparcar en nuestra zona por unos 30€ anuales. Lo veo bastante conveniente ya que el parquímetro suele salir por unos 6€ diarios.

Para ello, solo tenemos que ir a:

Kreisverwaltungsreferat (KVR) Hauptabteilung III – Straßenverkehr

Pilgersheimer Straße 20
81543 München
Tel. 233/86644

Con una copia del Zulassungsbescheinigung Teil I (Fahrzeugschein), nuestro Anmeldung para certificar que vivimos en el area donde queremos aparcar, y el formulario relleno:

http://www.muenchen.de/rathaus/dms/Home/Stadtverwaltung/Kreisverwaltungsreferat/fachspezifisch/HA-III/Dokumente/Parken/antragbew/Antrag%20Parkausweis%20Bewohner.pdf

Así pues, una vez hayamos pagado los 30€ con una transferencia a una cuenta que nos proporcionan, nos llega por correo en unas semanas una pegatina verde que debemos colocar en el vehículo para poder usar las zonas de aparcamiento solo para residentes. Para aquellos que sean un poco más impacientes, se puede aparcar desde el mismo momento que pagas: solo debemos colocar en nuestro salpicadero la confirmación del pago y el papel sellado del ayuntamiento. Y obviamente, cuando recibamos la pegatina verde, reemplazarla.

Espero que las peripecias que he tenido que realizar para poder tener el coche matriculado en Alemania le sirvan a alguien!

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!