Buenas!

Una vez decidido que quería matricular el coche aquí, tener seguro en toda regla y poder aparcar en mi calle sin tener que pagar el parquímetro, es hora de ponerse manos a la obra! Hay dos pasos que son importantes antes de poder pasar a la matriculación en sí:

Seguro (Versicherung). Es una gestión sencilla, aunque para conseguir un buen precio hay que mover ciertos hilos. Lo primero de todo es conseguir el certificado de siniestralidad en nuestra compañía actual. Para aquellos que tengan un expediente bastante limpio es un problema, ya que sólo expiden un extracto de los últimos 5 años. Por lo tanto, aunque tengamos 20 años sin siniestros, sólo nos reconocerán 5. Si se quiere algo más, ya hay que entrar en que ambas aseguradoras hablen entre sí y se proporcionen los datos, aunque en mi caso no lo conseguí.

Esto es muy importante ya que el precio a pagar dependerá de esto. Los alemanes lo llaman «Schadenfreiheitsklassen, SF-Klasse» y a número más alto, mayor es el descuento. Para que os hagáis una idea, yo actualmente tengo SF-5 (supone entre un 55%-61% del precio normal), mientras que si tuviera reconocido todo el historial, sería un SF-12 (con un 40% del precio normal).

Otro aspecto importante es que hay que dar de baja previamente el seguro en España, para que lo puedan dar de alta aquí. Otro punto importante es que normalmente (salvo excepciones) las aseguradoras en España emiten documentos en español y necesitaremos un traductor para tener los papeles en alemán. Esto supondría un gasto extra, pero he tenido la suerte que la agente de seguros que se encarga del mío, hace todas las traducciones sin coste alguno. Podéis contactar con ella en (habla español):

Maria del Carmen Maulbeck
Agenturbeauftragte
 bei
Schüller & Sohn
Bergstraße 2
92237 Sulzbach-Rosenberg
Telefon (0 96 61) 8 02 22
Telefax (0 96 61) 8 02 20
Handy: 0174-9787319

Y respecto a los tipos, podemos encontrar el clásico seguro a terceros con robo, lunas, incendios (Teilkasko) y el seguro a todo riesgo (Vollkasko). Una vez elegido el tipo de seguro que queremos, obtendremos un eVB-Nummer (elektronische Versicherungsbestätigung-Nummer), que es lo que posteriormente nos pedirán en la oficina de tráfico para registrar el coche.

Inspección técnica. (TÜV). Aunque nuestro coche haya pasado la ITV en España recientemente (como es mi caso, justo después de verano 2012), hay que volver a pasarla aquí. Se necesita una revisión completa y una prueba de emisión de gases, Hauptuntersuchung (HU) und Abgasuntersuchung (AU) en alemán respectivamente. Además no está de más que llevemos el Certificado de Conformidad (CoC), que lo emiten en el concesionario donde compramos el coche. Si no, tienen que redactarlo en la TÜV y es un gasto adicional.

Hay que tener cuidado, ya que mi experiencia es que son más exhaustivos, y mi coche con la ITV reciente no la ha pasado. Me toca cambiar un amortiguador, tensar un poco el freno de mano y cambiar las luces antiniebla. No estaría de más que lo revisárais antes de llevarlo, aun cuando hayáis pasado la ITV en España.

Como nota, si vais a la TÜV de Ridlerstr. 57 80339 (München), la recepcionista que me atendió habla español e inglés, así que es un punto a favor no tener que explicar todo esto en alemán…

Así que ahora me toca reparar el coche, volver antes de un mes a que lo revisen y poder seguir con el proceso. Pero eso… será la próxima entrada!

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!