Bayrischzell: Senderismo de otoño

Buenas a todos! Aunque el verano ya nos dejó hace unas semana y el otoño está entre nosotros, no es razón para no salir de senderismo. Este fin de semana teníamos visita en casa, así que decidimos hacer un poco de turismo activo y probar alguna ruta sencillita. El destino ha sido Bayrischzell, un pueblecito a los pies del Wendelstein. Si bien no es de las montañas más altas de Alemania, tiene un perfil muy reconocible desde mucha distancia.

Más concretamente dentro de la región, nos interesaba la ruta denominada Wendelstein-Männlein Weg. Aunque su nombre lo incluya, no se trata de subir hasta el Wendelstein, si no de recorrer parte de la falda de la montaña. Se empieza en el pueblo y se llega hasta un café donde reponer fuerzas. Aqui podéis ver un mapa donde se resume la ruta:

Wendelstein-Maennlein-Weg_Karte

Llegada a Bayrischzell

Nosotros decidimos esta vez tentar un poco a la suerte e ir en coche. Ya la época fuerte de senderismo en los Alpes está tocando a su fin y el tráfico no fue demasiado horrible. Las direcciones en coche son muy sencillas: Salimos de Múnich por la A8, salimos hacia Miesbach, seguimos hasta Schliersee y finalizamos en Bayrischzell. El pueblo es más bien pequeñito, así que podemos dejar el coche en cualquiera de los párking señalizados y comenzar desde ahí la ruta.

Si optamos por el transporte público, es igualmente sencillo. Desde la estación central de Múnich, hay un tren que va directo hacia Bayrischzell (BOB). La estación de tren de Bayrischzell también queda cerca del comienzo de la ruta, por lo que es una opción muy buena. Como siempre, el Bayern-Ticket es nuestro amigo aquí, y si vamos un grupo de gente nos sale bastante económico.

Ruta

Dependiendo de donde hayamos aparcado, tendremos que seguir una u otra dirección, así que para los despistados dejo aquí el enlace en Google Maps del comienzo oficial de la ruta:

https://goo.gl/maps/9ftuSg15PGA2

Wendelstein-Männlein Weg. Bayrischzell

Durante toda la ruta, hay unas pequeñas figuras infantiles que nos indican el camino a seguir. Dentro del pueblo, hay un punto especialmente interesante para los más pequeños: Kneipp-Park am Berg­feld. Es un pequeño parque con una piscinita y un camino donde los más pequeños se descalzan. Toda una experiencia sensorial, aunque el tiempo no acompañaba y la piscina estaba ya vacía. ¡Nota para el próximo verano como uno de los destinos obligados!

Wendelstein-Männlein Weg. Bayrischzell

Desde aquí, seguimos subiendo por el bosque siguiendo las indicaciones. El camino es fácil, pero calzado adecuado es siempre necesario. Había muchas hojas en el suelo y estaban húmedas, por lo que se puede convertir en algo resbaladizo. El siguiente punto interesante es el Parapluie, un puesto de vigilancia elevado desde donde se pueden hacer fotos muy interesantes de todo el pueblo y del valle. Este era nuestro objetivo original, ya que no íbamos a poder completarlo hasta el café Siglhof con los abuelos.

Sin embargo, vimos las indicaciones hacia el siguiente punto: La catarata. Decidimos animarnos un poco más y llegar hasta este punto. Son otros 5-10 minutos desde el punto anterior y se pueden disfrutar vistas como esta:

Wendelstein-Männlein Weg. Bayrischzell

Desde la cascada decidimos tomar el camino de vuelta, pero sin volver sobre nuestros pasos. Es posible tomar un camino que bajaba de nuevo hasta el pueblo. Tras unos 10-15 minutos de camino (a paso de niño pequeño) se llega de nuevo a Bayrischzell. Cabe destacar que siendo domingo y fuera de temporada, estaba todo cerrado. Así que hicimos un poco de trampa y llegamos con el coche hasta el Café Siglhof. Está situado en una meseta justo en la falda del Wendelstein y las vistas son tan espectaculares como esta:

Wendelstein-Männlein Weg. Bayrischzell

No dejéis de visitar Bayrischzell. Era un destino que tenía guardado desde hace tiempo, y me arrepiento de no haber ido antes. Los colores del otoño son especialmente bonitos en esta región, pero sin duda volveremos en primavera o verano. ¡Queremos verlo en su máximo esplendor y completar el camino sin hacer trampas!

 

 

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.