Kindergarten: Cómo conseguirlo y no morir en el intento

Para todos aquellos que tengan hijos es bien conocida la complejidad que reviste el hecho de conseguir una plaza en una guardería en Munich. Son pocas plazas a repartir entre un montón de peques y en esta entrada voy a hablar de cómo se organiza en Alemania. También dar algunos trucos para que podáis incrementar las posibilidades de obtener una plaza en un Kindergarten (o Kinderkrippe) sin morir en el intento.

¿KiTa, Kindergarten, Kinderkrippe, ehh?

Seguro que a muchos de vosotros os han preguntado desde España: “Bueno, ¿y el peque cuando va al colegio?, porque ya cumple 3 años, ¿verdad?”. Y es aquí cuando nos toca explicar la diferencia entre el sistema alemán y el sistema español. En España, los peques van primero a la guardería, y cuando cumplen 3 años, se trasladan al colegio con los mayores. Sin embargo, aquí en Alemania, hasta los tres años están: o bien con la madre, o bien en la Kinderkrippe. Cuando cumplen los tres años, pasan al Kindergarten. La diferencia radica en que el Kindergarten por regla general suele estar en el mismo edificio la Kinderkrippe. No es hasta que cumplen 6 años que se trasladan a la escuela. Vaya lio, ¿eh?

Pero la palabra que casi todo el mundo utiliza es el acrónimo KiTa. Viene de Kindertagesstätte y reune las tres modalidades de centros que existen en Alemania: Kinderkrippe, Kindergarten y Hort. Éste último es el centro que se ocupa de los niños cuando terminan el colegio a mediodía hasta que los padres salen de trabajar.

En la ciudad de Munich existe el portal KiTa-Finder, un “Google” pero para encontrar un sitio a nuestros peques. El enlace lo podéis encontrar aquí. Desde hace algún tiempo, las solicitudes se han centralizado por completo en este portal. Por tanto, si queremos que nuestro peque vaya a uno determinado, nos tenemos que registrar en el portal. No obstante, los centros privados aún conservan sus propios métodos de solicitud, pero algunos también están integrados en KiTa-Finder.

Aquí podéis ver cómo es el portal Kita-Finder:

kitafinder kindergarten

¿Cuánto cuesta?

Aquí debemos distinguir entre los centros públicos de los privados. En los primeros incluyo los municipales y los gestionados por organizaciones registradas (e.V) que siguen el modelo municipal. Los privados son aquellos que se desvían totalmente del modelo público y por tanto, sus precios son distintos. En estos últimos el precio suele ser bastante elevado, llegando en algunos casos a los 800-900€  mensuales.

En el caso de los que siguen el modelo municipal, los precios están tabulados en función de las horas que queramos y nuestros ingresos anuales. Aquí podéis ver los precios que se establecieron en Marzo de 2016:

Kindergarten
Kindergarten

El proceso de la solicitud

Las solicitudes para el Kindergarten se hacen normalmente para comenzar con el curso escolar, el 1 de Septiembre. Si queremos que nuestro peque entre en ese día, tenemos que realizar la solicitud antes de una fecha determinada (Stichtag). Este año el Stichtag es el miércoles 5 de Abril de 2017, así que ¡daos prisa que aún tenéis un par de días!

Es importante recalcar que da igual cuando realizamos la solicitud en el portal KiTa-Finder, mientras que sea antes del Stichtag. Hay rumores que los que primero realicen la solicitud conseguirán la plaza, pero no es cierto. En muchos de los centros nos lo recordaban, que el día de la solicitud no afectaba a las posibilidades de conseguir la plaza. Lo que sí afecta son nuestras condiciones personales, estado laboral, idioma, etc..

Tras este día, los responsables municipales y de los centros se reúnen y deciden qué niño va a ir a qué sitio. Unas semanas más tarde se reciben las contestaciones de todos aquellos centros a los que hayamos solicitado, y puede ser negativa o positiva. En el caso que sea positiva, tenemos un plazo de 10 días para contestar. Ojo, que si no aceptamos la plaza automáticamente se cancelan las otras solicitudes.

¿Cómo consigo una plaza?

Después de visitar unos cuantos Kindergarten, estos son los tips que hemos juntado:

  • Visitar. Cada centro tiene su día de puertas abiertas una vez al año, donde podemos visitar y preguntar todo aquello que queramos. Es muy importante asistir a estos eventos, ya que suelen hacer una lista con las familias que han mostrado interés. Incluso si os habéis perdido este día, suelen permitir otras visitas mediante cita previa. ¡Así que no dejéis de ir!
  • En el caso que ambos padres trabajen, las posibilidades de conseguir una plaza crecen exponencialmente. En todas y cada una de las visitas nos recordaban que la mayoría de las plazas para todo el día irían a parar a familias con ambos miembros trabajando.
  • Si uno de los padres no trabaja, las cosas se complican: estas familias tienen menos prioridad que las anteriores. Sin embargo, durante las jornadas de puertas abiertas algunos de los responsables nos dieron trucos: en la solicitud indicar que nuestro estado laboral va a cambiar a partir del 1 de septiembre, que estamos buscando trabajo y que sin la plaza no podremos.
  • Ponerse de acuerdo con el Kindergarten que queramos para la cantidad de horas de la solicitud. Algunos centros no quieren peques que estén menos de 6 horas, ya que romple la rutina y otros lo contrario. Así que antes de completar la solicitud, hay que asegurarse que las horas son las adecuadas.
  • Si en casa no se habla alemán, hay que indicarlo en la solicitud, ya que nos dará puntos extra. Todos los niños deben aprender correctamente el idioma alemán y así no tener problemas después al entrar al colegio.

¡Espero que todos tengáis suerte y consigáis la plaza que hayáis solicitado!. Recordad que la entrada está enfocada a los Kindergarten, pero mucho del contenido también es válido para las Krippes y para los Hort, todo bajo el mismo portal KiTa-Finder. En siguientes entradas se explicará el proceso que sigue a la solicitud, para que no os perdáis nada!

 

You may also like...

1 Response

  1. elnoziya dice:

    Muy útil, gracias!

Deja un comentario