Canon: Una historia de partida y regreso

Bueno,

Como os había contado en mi anterior entrada… había llegado a casa y mi cámara no estaba conmigo. Así que lo primero que hice fue volver a la estación central (Hauptbahnhof) pero ya era demasiado tarde: el tren se había ido, y la oficina de objetos perdidos estaba cerrada. Así que nada, vuelta de nuevo a casa con las manos vacías. Una vez en casa, descubrimos que había una página en la cual podías indicar que habías perdido un objecto, dando una detallada descripción del mismo. Para el que la necesite alguna vez, si se deja algo en algún tren de la Deutsche Bahn (DB):

http://www.bahn.de/i/view/USA/en/services/overview/lost_and_found.shtml

Una vez rellenada la consulta, puedes dar a ver si algún item de los que tienen coincide con tu descripción… pero no hubo suerte tampoco. Maldición. Esto se empezaba a poner complicado. Así que nada, decidido miré el horario para plantarme a primera hora en la estación central de nuevo y probar suerte. Por cierto, los horarios de la oficina de objetos perdidos de Múnich (Fundbüro) es la siguiente

  • Lu-Vi. 08.00 – 20.00
  • Sa-Do 08.00 – 18.00

Domingo. 8.00, en la puerta esperando que abrieran la oficina estaba yo. Le pregunté amablemente al que atendía la oficina si había algo con mi descripción… pero tampoco nada. Revisó en el ordenador la solicitud que había hecho en su pagina web… y tampoco. Me tranquilizó un poco, diciendo que quizá el tren volviera a su estación de origen (Kempten) y allí lo revisaran. Que me esperara un par de días a ver qué pasaba. Pues nada… vuelta a casa otra vez con las manos vacías. Las esperanzas cada vez eran menores…

Domingo 18.00. Me llama mi amigo Ángel y me dice que el tren posiblemente volviera hoy a Munich, que buscáramos a ver si sonara la flauta. Dicho y hecho. Allí estábamos los dos delante de un tren vacío, buscando a ver si estaba la preciada cámara. Hay que decir que un trabajador de DB nos ayudó, incluso estuvo llamando a Kempten, porque según él, lo más probable es que estuviera allí. Pero nada, parece que la estación de Kempten está cerrada los domingos. La historia se vuelve a repetir y vuelvo a casa con las manos vacías.

Lunes 8.00. De camino al trabajo pienso en que he perdido una cámara con un montón de fotos increíbles, habíamos tenido la suerte de tener una combinación de factores que raramente se podría repetir. Por no hablar que el equipo completo cuesta alrededor de 1.000 €. Uich. Punzada en el estómago. Llego al trabajo y lo primero que hago es ver si hay alguna coincidencia en la base de datos de objetos perdidos… y ¡¡ LA HABÍA !! Alguien había encontrado una cámara réflex en la estación central de Munich, el sábado, a bordo de un tren regional. Buffffffff… respiro aliviado.

Después de unos 30 intentos, conseguí hablar con la estación. Les pedí que comprobaran que era mi cámara, por lo que tuve que detallar: Es una cámara réflex. SI. Es una Canon. SI. Es negra. SI. Es una 600D… No, lo siento, la que tenemos aquí se trata de una 1100D. ARGGGGGGGGGGGGGGGG! Alguien más había perdido su cámara. Desesperación total. Parece que voy a tener que ir pensando en comprarme de nuevo el equipo. A este paso, va a tener razón Fernando… y no me va a salir a cuenta haberme venido a Alemania!

Eso sí, me había embargado la determinación total y absoluta de encontrar mi cámara. Aunque fuera un año después. Hay páginas que se encargan de rastrear el número de serie de tu cámara en los datos EXIF que hay en Google, Facebook, y demás páginas:

http://www.stolencamerafinder.com/lostandfound.jsp

Lunes 17.00. Salgo del trabajo convencido de ir a la estación central. Puede que se hubieran confundido, quizás, y sí era la mía. Valía la pena intentarlo así que por tercera vez… allí estaba delante de la oficina de objetos perdidos. Le repito la cantinela y me dice que no tiene nada, pero que mirará en la base de datos a ver si tienen algo. Veo que empieza a preguntarme cosas… y más concretamente el número de serie de mi cámara. Cómo había sido previsor, lo había llevado apuntado. El hombre me sonríe y me dice que sí, que ha aparecido pero que está en Kempten (al final todo el mundo tenía razón!) Me da el número de teléfono para que lo confirme y ver como recuperarla. Lo único malo que Kempten está a 1h30 y un trasbordo en tren… y se acercaba la hora de cierre (20.00).

Rápidamente cogí un Bayern Ticket para una persona (22€) y me planté en el primer tren que salía de Munich. Sin mirar si había combinación para volver, sin saber si me daría tiempo, simplemente me fui. Cabe decir que los trenes llevaban un ligero retraso, y llegué a la estación de Kempten a las 19.55… un poco más y no me da tiempo. Sin embargo, el hombre al verme acercarme a las oficinas minúsculas de objetos perdidos, sabía que era el insensato que se había dejado una cámara reflex perdida en un tren. Así que tras el papeleo pude posar mis manos de nuevo sobre mi preciada cámara! Como nota curiosa, el hombre me dijo… “ah español… gut….” mientras sonaba música flamenca en su radio portátil.

Ahora faltaba lo más sencillo… o eso creí. Volver a casa. Por lo pronto, no había un tren hasta las 20.15, que ya anunciaban que llegaba con unos 12 minutos de retraso. Maldición! Esperaba que todos los trenes se retrasaran, o no podría hacer la conexión en Buchloe. Pero no podía estar todo de mi lado, así que como podéis imaginar al llegar a Buchloe, no había ningún tren, y el próximo que se anunciaba era para las 21.55, que a su vez llegaba con 20 minutos de retraso. Total, que me tocaba esperar más de una hora en un apeadero a la intemperie, con una cantidad de nieve considerable… y sin batería en el móvil. Menos mal que no era el único, y alguien encontró detrás de los andenes como una especie de oficina de atención que estaba accesible, y servía para resguardarnos del frío.

Así que como podéis imaginar, llegué a Munich pasadas las 11 de la noche, entre que bajé e hice la combinación para llegar a casa… pude sentarme por fin a las 23.30. Pero…

¡¡¡ CON MI CÁMARA !!!

Gracias al amable personal de Deutsche Bahn.

You may also like...

3 Responses

  1. mari dice:

    Remedio:palillos de pasas

  2. Zarada dice:

    Solo en Alemania puede pasar esto ! Es Espana es casi imposible que pase la misma pelicula !

  1. enero 18, 2015

    […] podéis visitarla aquí. Y para los que se les haya pasado por la cabeza, no, esta vez no olvidé mi cámara: la tenía muy cerquita de mí todo el […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.