Fotografía móvil: Todos los secretos

Hoy en día es fácil asumir que todos y cada uno de los que leéis el Gadgetoscopio tenéis en vuestras manos un smartphone. Son dispositivos muy versátiles que han transformado totalmente nuestra sociedad y la forma en la que nos comunicamos. Han sustituido no sólo a los teléfonos si no a los reproductores musicales, agendas, consolas portátiles, cámaras de fotos… Y es en este último elemento, la fotografía móvil, en el que nos vamos a centrar en el artículo del Gadgetoscopio.

Casi nadie suele llevar una cámara digital encima, ya que los smartphones realizan fotos tan buenas como las cámaras digitales básicas. A no ser que seamos un profesional o un entusiasta de la fotografía, el resultado es más que aceptable para la gran mayoría de la gente. Así pues, en este artículo hablaremos sobre qué cosas debemos de mirar sobre la fotografía móvil cuando busquemos cambiar nuestro smartphone, para que tengamos la mejor cámara posible al mejor precio.

Un poco de culturilla

Antes de nada, siempre es bueno recalcar algunos conceptos sobre fotografía que se comentarán a lo largo del artículo. Así podremos entender la importancia de cada uno de los parámetros en los que prestar más atención:

  • Apertura. Nos indica cómo de abierto está el agujero que deja pasar la luz al sensor. Un menor número implica que está más abierto y por tanto entra más luz. Cuanta más luz entre en el sensor, mejores serán nuestras fotos. En las cámaras profesionales este número se puede variar a voluntad, pero en los smartphones es fijo. Así pues: menor es mejor.
  • Sensor. En términos muy simplificados es una rendija que almacena la luz y la convierte posteriormente en una imagen. Así pues, mientras más fina sea esta rendija, más resolución tendrán nuestras fotos: son los famosísimos Megapíxeles. Cuantos más mejor, pero tampoco nos debe obsesionar: cualquier smartphone de la actualidad posee suficiente número de ellos para que no supongan un problema. En lo que nos tenemos que fijar más, es en el tamaño de cada pixel: a más tamaño, más luz, y mejores fotos.
  • Procesador de imagen. Una vez que la luz está almacenada en el sensor, hay que traducir esa información a una imagen. De esto se encarga el procesador de imagen, normalmente aparte en las cámaras profesionales y en algunos smartphones. Si no es así, el procesador principal se encarga de estas tareas.

Sistemas actuales y futuros de fotografía móvil

Cámara Simple

Desde el comienzo de los teléfonos con cámara hasta hace poco tiempo, todos tenían una sola cámara. Dado que hay que incluir todo el sistema en un espacio muy reducido comparado con el de las cámaras tradicionales, algunos sacrificios fueron necesarios. Por ejemplo, el teléfono no puede variar su apertura, dejando únicamente como variables el tiempo de exposición y la sensibilidad ISO.

A lo largo de estos años, los sistemas de cámara sencilla han evolucionado enormemente, desde terminales con cámaras de menos de un megapíxel hasta bestias con más de 40 megapíxeles. Sin embargo, debido a las limitaciones de espacio, no era posible tener un zoom óptico, y todo debía de ser realizado mediante procesamiento software.

Especial mención al Nokia 808, famoso por su cámara de 41 Megapíxeles, que nos permitía hacer recortes suficientemente buenos con esa resolución. No llegaba a la calidad del zoom óptico, pero el resultado era mejor que el clásico zoom digital que podemos ver en cámaras compactas.

Otra mención especial se la lleva el Samsung Galaxy S4 Zoom, variante del popular buque insignia de Samsung, donde la cámara sí disponía de zoom óptico de x10. El truco estaba en el tamaño del terminal, que poco se diferenciaba de una cámara compacta con objetivo retráctil.

Cámara Múltiple

Los sistemas de cámara múltiple en los smartphones tienen algún tiempo, pero se popularizaron cuando LG nos demostró con su G5 que era la tendencia para mejorar nuestras fotos. Desde entonces, muchos fabricantes se han apuntado a la moda del doble sensor, pero cada uno a su manera. Las diferencias más importantes se pueden resumir:

  • Diferentes sensores. En este caso, cada uno de los sensores de cada cámara es de un tipo distinto. El principal suele ser un sensor clásico en color, mientras que el secundario se centra en el monocromo. De esta manera, la información de ambos se complementa y nos ofrece imágenes mucho más nítidas. Empresas como Nokia, Huawei, Honor usan este sistema.
  • Diferentes focales. Aquí, cada cámara tiene una distancia focal distinta, por lo que las imágenes no se complementan. Esta es la solución que ofrece Apple y Xiaomi, donde la cámara principal se encarga del modo normal, y la secundaria del zoom x2. El caso opuesto se da en el fabricante LG, donde la cámara secundaria nos ofrece un gran angular.

Conclusión

Así pues, si estáis buscando en cambiar de teléfono, y os gusta hacer buenas fotos, fijaos bien en todas las características que cada marca nos ofrece. Como corolario: que disponga de una apertura lo más baja posible (Samsung Galaxy S10 dispone de F1.5, como referencia), cuyo sensor tenga suficiente resolución (a partir de los 10-12 Megapíxeles tenemos de sobra) y que sea del mayor tamaño posible. Así mismo, si nos decantamos por marcas de renombre como Sony, Apple o Samsung, los procesadores de imagen disponibles suelen ser bastante decentes y nos darán buenos resultados. Espero que tras estos consejos, la fotografía móvil no sea más un misterio.

Juan Carlos González

Ingeniero de Telecomunicación de profesión, emigrante por necesidad y geek en mi tiempo libre. Desde 2012 redactor en Un Geek en Múnich, donde intento compartir mis experiencias con todos aquellos a los que les pueda interesar. También desde 2012 colaborador en la revista Todo de Vélez-Málaga, desde donde divulgo noticias de tecnología para el público en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable de los datos: Juan Carlos González Delgado
  • Finalidad del tratamiento: Envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en STRATO AG (EU)
  • Derechos: En cualquier momento puedes acceder, rectificar, portar o borrar tu información.
  • Información adicional: Más información en la Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!