Android One

Mucho ha llovido (¡o quizás no lo suficiente!) desde la familia de teléfonos Nexus de Google, y hemos sido testigos de la evolución, muerte y resurrección de esta familia: Android One. Como habéis podido descubrir, en el artículo de hoy vamos a actualizar dicha información para que todo el mundo sepa el panorama que existe en la actualidad.

Muerte: Google Pixel

A finales de 2015, Google presentaba la última edición de la familia Nexus: los modelos 5X y 6P, sucesores de los míticos Nexus 5 y 6. Sin embargo, también anunciaron que la empresa no produciría más esta familia, ya que se iban a centrar en producir dispositivos de alta gama para competir con los iPhone de Apple. Este fue el momento de la muerte de la familia Nexus y el nacimiento de la familia Pixel en smartphones.

Se trataban, por tanto, de dispositivos de alta gama, con los últimos procesadores, mejores cámaras del mercado y un precio no al alcance de todo el mundo: unos 800€ para el modelo de menor tamaño y unos 900€ para el de mayor, llegando a la friolera de más de 1000€ para la versión de mayor capacidad. Se alejan de manera considerable de la idea que la familia Nexus había promovido en sus comienzos, teléfonos asequibles con los que disfrutar de la experiencia Android pura. Además, tenemos que tener en cuenta que muchas veces las propias compañías se aseguran que tengamos que cambiar de teléfono de manera regular.

Resurrección: Android One

Originalmente lanzada allá en el año 2014, la marca Android One se trata de una manera de acercar la tecnología a los países con economías emergentes. Estamos hablando de dispositivos de gama baja-media, con precios muy asequibles y disponibles sólo en países como India, Pakistán, Bangladesh, Nepal…

Sin embargo, ha sido en el año 2017 cuando la familia de Android One ha empezado a incorporar modelos que no sólo están disponibles para países con economías emergentes, si no para todo tipo de países, incluidos algunos modelos disponibles de forma global. De esta manera, volvemos a tener modelos de smartphones, que, si bien no son el tope de gama, funcionan de manera bastante fluida al no incorporar ninguna capa de personalización.

Las principales características de los Android One son:

  • Mínimo de especificaciones. Si bien no son gama alta, los fabricantes tienen que incluir unas ciertas especificaciones para que Android corra de forma fluida.
  • Actualizaciones garantizadas. Google asegura que el dispositivo tendrá acceso de forma garantizada a las versiones de Android durante los dos próximos años. Así nos aseguramos que no nos quedamos anticuados antes de tiempo.

Modelos actuales de Android One

Actualmente en el mercado hay varios modelos disponibles con Android One, pero lamentablemente a nuestro mercado no van a llegar todos. De los que sí vamos a poder disfrutar merece la pena nombrar:

  • Motorola Android One. La clásica empresa de telefonía, que formó parte una vez de Google y ahora vendida a la empresa china Lenovo, presenta un teléfono bastante interesante: procesador Snapdragon 630 (gama media), 32 Gigas de almacenamiento y 3 Gigas de memoria RAM, doble cámara, protección IP68 contra el agua por algo menos de 400€.
  • Gama Nokia. La antigua empresa finlandesa, que ahora está controlada por HMD Global, ha decidido que todos los teléfonos que vendan a partir de ahora, llevarán Android One. Desde teléfonos muy asequibles como el Nokia 2.1 (algo menos de 100€) hasta el último modelo de Nokia 9 con nada menos que cinco cámaras en la parte trasera.
  • Xiaomi Mi A2. Por último, si bien no menos importante es el modelo de la marca china Xiaomi. Basado en el exitoso modelo Mi A1, que fue todo un récord de ventas y con un hardware mejorado, con un tamaño ligeramente mayor: 5.99”. Sin embargo, no dispone de NFC, ni de protección contra el agua, ni radio FM. Dispone de una doble cámara donde la segunda lente hace de zoom analógico x2. Donde este teléfono brilla con luz propia es en la combinación de un hardware bastante capaz, un software depurado como Android Puro y un precio que es imbatible.

Conclusión

Como poseedor de dos teléfonos Nexus en el pasado, y de algunas otras marcas recientemente, no veo la hora de volver a disfrutar de un teléfono que, sin costar un riñón, funcione decentemente. Por mis manos han pasado modelos de Samsung, LG, Huawei, y con ninguno de ellos he estado tan contento como con mis Nexus.

De hecho, es mi Nexus 5 el teléfono que tengo de repuesto en caso que mi teléfono principal deje de funcionar. Y tengo que decir que lo miro con añoro, al tener un diseño muy elegante, un tamaño comedido y a pesar de tener casi 4 años, un funcionamiento muy fluido.

Juan Carlos González

Ingeniero de Telecomunicación de profesión, emigrante por necesidad y geek en mi tiempo libre. Desde 2012 redactor en Un Geek en Múnich, donde intento compartir mis experiencias con todos aquellos a los que les pueda interesar. También desde 2012 colaborador en la revista Todo de Vélez-Málaga, desde donde divulgo noticias de tecnología para el público en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable de los datos: Juan Carlos González Delgado
  • Finalidad del tratamiento: Envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en STRATO AG (EU)
  • Derechos: En cualquier momento puedes acceder, rectificar, portar o borrar tu información.
  • Información adicional: Más información en la Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!