Wildpark Poing

Feliz año a todos!

Este ha sido el primer Año Nuevo con el peque, así que como podéis imaginar, nada de fiestas hasta el amanecer si no más bien todo lo contrario. Nos fuimos a dormir en cuanto pudimos tras las campandas, que aunque no tuvimos la mala suerte de Canal Sur, se nos cortó en la 11ª campanada… Los que os habéis quedado alguna vez por aquí durante la Nochevieja sabréis la locura en que se convierte con los fuegos artificiales y petardos. Aquí una foto que pude tomar justo después de la media noche que ilustra muy bien ese caos:

IMG_20150101_000259

Así que cuando todo el caos terminó, nos fuimos a la cama. Esto nos permitió despertarnos el día 1 bastante temprano, por lo que había que hacer algo para aprovechar todo el día de fiesta que además contaba con un tiempo muy soleado, a pesar de estar todo nevado. Después de buscar un poco por Internet sobre actividades o sitios que estuvieran abiertos el día 1, dimos con el Wildpark de Poing. Para los que no hayan estado, es una especie de zoo, donde algunas de las especies andan sueltas para que les demos de comer.

La verdad que la visita merece bastante la pena, e incluso con todo nevado y con varias de las zonas no accesibles (las zonas de juego infantil estaban cubiertas de nieve) se puede disfrutar mucho. Nosotros entramos bastante temprano y no había mucha gente, pero me da la impresión que en verano se pone a rebosar. Sin embargo, el parque parece lo bastante grande como para acomodar a una buena cantidad de personas.

El parque se encuentra ubicado en el pueblo de Poing, a unos 20 km al este del centro Munich. Para todos aquellos que vivimos en el este de la ciudad (Bogenhausen, Riem…) está realmente a un tiro de piedra. Solo hay que coger la A94 en dirección este, salirnos hacia Poing y seguir todas las indicaciones hasta que lleguemos al pueblo. Una vez allí, el Wildpark está totalmente indicado así que la pérdida es imposible! Si optáis por ir en el sBahn, el S2 tiene parada en el pueblo de Poing, pero os tocará una caminata de algo más de un kilómetro para llegar al parque.

En cuanto al precio, los adultos pagan 7,50€ y los niños de 3 a 14 años, 4,50€. Si tenéis pensado venir varias veces al parque, hay un abono por 50€ que te da entrada libre durante un año (30€ en caso de niños). Como nota, no admiten pago con tarjeta, así que no olvidéis llevar dinero en efectivo. Además, cabe la posibilidad de comprar alimento para dárselo a los animales por 50 céntimos la bolsa. ¡Diversión asegurada!

La visita se puede hacer en unas dos horas tranquilamente, visitando y fotografiando a todos los animales que pudimos ver. Entre estos, había toda clase de ciervos, lobos, bisones, nutrias, ponies, y linces. Los osos por desgracia estaban hibernando y no se dejaron ver. Aquí os dejo algunas fotos de los animales que pudimos ver:

IMG_20150101_120254

IMG_20150101_115733

IMG_20150101_120934

IMG_20150101_124412

IMG_20150101_130700

 

Como siempre, para finalizar dejo la dirección para que podáis ir si os animáis:

Wildpark Poing
Osterfeldweg 20
85586 Poing

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable de los datos: Juan Carlos González Delgado
  • Finalidad del tratamiento: Envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en STRATO AG (EU)
  • Derechos: En cualquier momento puedes acceder, rectificar, portar o borrar tu información.
  • Información adicional: Más información en la Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.