Salzburg + Königsee

Buenas a todos!

Qué rapido pasa el tiempo! Parece que no, pero ya hace más de dos años de la última visita a Salzburgo (podéis encontrar aquí la crónica de la escapada: Salzburg, cuna de Mozart). En aquella ocasión el tiempo no acompañaba mucho así que tenía en mente volver en algún otro momento cuando el tiempo fuera más favorable. En este último puente que hemos tenido la previsión meteorológica era inmejorable, así que decidimos hacer un viaje familiar de dos días para visitar Salzburgo con más calma y desde ahí pasar por el Königsee a rematar una escapada perfecta para el buen tiempo!

Una curiosidad que dejé de lado en la anterior visita es que Salzburgo es una de las principales localizaciones donde se grabó la película de 1965 Sonrisas y Lágrimas, o conocida en el resto del mundo como The Sound of Music. Si bien la película no está excesivamente bien vista entre los austríacos, es todo un fenómeno que atrae a visitantes de todo el mundo. Dado que mi mujer es fan incondicional de la película y de Julie Andrews, no se puede visitar Salzburgo sin ir a los sitios más importantes. Hay unos cuantos tours organizados que llevan por todos los sitios emblemáticos de la película, pero nosotros queríamos hacer nuestra propia versión del tour, a nuestro ritmo y sin prisas. Usando Google un poco, se pueden encontrar mil ideas para tours, como por ejemplo: http://www.bigboytravel.com/europe/austria/salzburg/soundofmusicfilmlocations

Para llegar, esta vez elegimos el coche como medio de transporte. Las instrucciones no pueden ser más sencillas, ya que simplemente salimos de Munich por la A8 en dirección Salzburgo y eso es todo! Lo único que tenemos que recordar que utilizaremos parte de autovía en Austria, por lo que

Hay que destacar que el recorrido que seguimos es bastante parecido al de la primera visita, ya que el centro antiguo de Salzburgo no es tan grande como para dar pie a muchos itinerarios distintos! Empezamos con los Mirabellgarten en el lado norte del rio:

IMG_20150605_131833

Desde aquí cruzamos el rio y nos dirigimos al museo de lo moderno de Salzburgo, desde donde se puede coger un ascensor que nos lleva a lo alto del Mönchsberg, montaña donde está situada la fortaleza de Hohensalzburg que domina toda la ciudad. Desde lo alto del ascensor se pueden tomar unas panorámicas muy buenas de todo el casco antiguo y de la fortaleza. Seguimos nuestro recorrido a pie de calle, rodeando toda la ladera de la montaña hasta llegar a la Kapitelplatz, situada justo detrás de la catedral y en cuyo centro se encuentra la inmensa esfera dorada con el hombrecillo en todo lo alto.

Al otro lado de la catedral podemos encontrar la Residenzplatz, donde está la fuente con los caballos, parte de otra de las populares escenas de la película Sonrisas y Lágrimas:

IMG_20150605_144526

Si bien la primera visita a Salzburgo el tiempo no acompañaba, ahora podríamos decir que estábamos en el extremo opuesto: cielo azul totalmente despejado y un sol de justicia que elevaba la temperatura a más de 32º, lo que hacía la visita un poco más complicada sin tener que parar a repostar o comprar algún helado. Así que después de almorzar decidimos que teníamos que movernos a algún sitio más fresco. Dicho y hecho: el hotel lo teníamos en la Linzer Gasse, una de las calles del centro, y justo al lado Kapuzinerberg. Se trata de una montaña en el corazón de la ciudad que nos permite hacer un poco de senderismo: pero que no os engañe el hecho que esté en plena ciudad, no es una ruta para ir con sandalias propias del verano!

Hay un primer tramo asfaltado hasta que llegamos al monasterio capuchino, desde donde se pueden hacer fotos buenas de todo el conjunto del casco antiguo de Salzburgo y la subida no es muy complicada aunque un poco empinada:

IMG_20150605_182301

En este punto es cuando comienza el bosque, y dejamos atrás la civilización. Desde aquí, y junto a un busto conmemorativo de Mozart (qué raro… algo de Mozart en esta ciudad!), se abren ante nosotros tres caminos: uno a la derecha desde el cual pensábamos que se harían las mejores fotos de la fortaleza (¡craso error!), uno en el centro con un montón de escaleras y uno a la izquierda totalmente pavimentado que nos lleva hasta Franziskischlössl. Como ibamos cargando con el peque, decidimos no ir hasta el final del castillo y tomamos el camino de la derecha: unas cuantas fotos y nos volvemos. Pero el camino cada vez se hacía más complicado y complicado, hasta que llegamos a una muralla al lado de la cual había una serie interminable de escalones de madera en el mismo bosque. Y tan interminable, ya que en los últimos escalones se podía ver una numeración que terminaba en 850… Cual fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos ante Franziskischlössl, justamente el sitio al que no ibamos a ir por hacer una «excursión rápida». Eso sí, las vistas desde aquí son impresionantes:

PANO_Kapuzinenberg_2

Como recomendación, no os alejéis del camino asfaltado, ya que en cualquier momento os podéis ver en uno de las rutas que no tienen mantenimiento y se hace más dura la ascensión.

Ya de vuelta al hotel, nos dimos cuenta de otro gran error: estaba situado en una de las calles más concurridas y encima de un bar; dado que la insonoración era nula, no pudimos dormir hasta bien entrada la madrugada. Así que tened esto en cuenta a la hora de reservar la habitación; quizás no es muy importante si se va a disfrutar de la vida nocturna de la ciudad, pero en una familia con niños pequeños no es lo más recomendable.

Ya en el segundo día, el plan era visitar el Königsee, el que dicen que es el lago más bonito de toda Alemania, y no con falta de razón! Tengo que reconocer que es precioso, con una vistas que quitan el aliento. Está situado a unos 30km al sur de Salzburgo, aunque en territorio alemán. Para llegar desde Salzburgo, nos dirigimos hacia el sur por la 150, pasamos por Marktschellenberg, luego Berchtesgaden y desde aquí esta todo muy indicado hacia el parking del lago. Si hacemos el camino desde Munich, hay que salir de la A8 justo antes de salir de Alemania y seguir pegado a la frontera hasta llegar a Berchtesgaden. Si optamos por el transporte público, éste ultimo tiene una parada de tren regional que podemos coger desde Salzburgo o Munich, y desde ahí un autobús nos llevará hasta el lago.

Pero antes de llegar, hicimos una parada inesperada en una de las colinas de Marktschellenberg: en el Mehlweg encontramos la colina que abre la película que ha dado pie a todo el viaje. Se pueden observar en todo su esplendor las montañas de Untersberg y Watzmann mientras imitamos a Julie Andrews cantando por la colina abajo:

PANO_Julie_Andrew's_Meadow_2

Ya una vez en el parking de Königsee tenemos varias opciones para disfrutar del lago. Una de ellas, que nosotros no optamos es tomar el Jennerbahn y subir a lo alto para tener una vista de todo el lago y de la montaña que está enfrente, Watzmann. Desde aquí, se puede ver Kehlsteinhaus, la que iba a ser casa de retiro para Hitler y un palacete para recibir a los dignatarios y diplomáticos visitantes. Si queremos visitarla, hay un desvío antes de llegar a Berchtesgaden, pero eso es motivo para otra entrada!

IMG_20150606_144923

Centrándonos en el lago, está entre dos macizos montañosos, por lo que no hay ninguna carretera que una el final del lago con el comienzo. Esto significa que la única manera de visitarlo es a través de los numerosos barcos que hay. Aquí podéis encontrar más información sobre precios y horarios, pero resumiendo hay dos opciones: llegar hasta el final del lago (parada de Salet) o quedarnos a mitad de camino (parada de St. Bartholomä), siendo el primero 16,90€ y el segundo 13,90€.

Mi consejo es que lleguéis lo más pronto posible, ya que incluso a las 11 que llegamos nosotros, nos dieron hora para el barco de las 12.15 y ya había mucha gente haciendo cola. Así que si podéis llegar sobre las 10, las probabilidades de no tener que esperar cola son mucho mayores. Una vez en el barco, se tardan unos 35 min en llegar hasta la primera parada (St. Bartholomä) y durante el trayecto hay una pequeña demostración del eco que se puede esperar ante montañas tan altas. El guía saca una tompreta y se puede escuchar como el eco acompaña como si fuera un instrumento más a nuestro guía musical. Es una experiencia que merece la pena ser vivida en directo, ya que los videos que se pueden encontrar en Youtube no hacen justicia.

Una vez en St. Bartholomä, se puede tomar un refrigerio, tenemos un Biergarten junto a un restaurante para disfrutar de una deliciosa comida en un marco inigualable:

IMG_20150606_140209

Desde aquí, se toma el siguiente barco hacia Salet, que dura unos 20 minutos. En esta parte hay una pequeña ruta de senderismo muy recomendable y sencilla para llegar hasta el Obersee, un pequeño lago situado a unos 15 min de donde nos deja el barco. Desde aquí hay la opción de ir a la otra parte del lago y disfrutar de algunas de las numerosas rutas de senderismo que podemos encontrar. Una de ellas nos lleva ante la cascada más alta de toda Alemania, Röthbach con un caída vertical de 470 metros. Nosotros como ibamos con el peque hicimos la ruta corta y volvimos al punto de partida desde St. Bartholomä, pero con pensamientos de volver en un día tan espléndido como el que hizo para completar el recorrido.

Aquí unas fotos para que podáis observar lo enorme de las laderas de las montañas en comparación con los barcos que navegan el lago:

IMG_20150606_142746

 

Juan Carlos González

Ingeniero de Telecomunicación de profesión, emigrante por necesidad y geek en mi tiempo libre. Desde 2012 redactor en Un Geek en Múnich, donde intento compartir mis experiencias con todos aquellos a los que les pueda interesar. También desde 2012 colaborador en la revista Todo de Vélez-Málaga, desde donde divulgo noticias de tecnología para el público en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable de los datos: Juan Carlos González Delgado
  • Finalidad del tratamiento: Envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en STRATO AG (EU)
  • Derechos: En cualquier momento puedes acceder, rectificar, portar o borrar tu información.
  • Información adicional: Más información en la Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!