Buenas Geeks! Esta entrada llevaba ya mucho tiempo queriendo terminarla, y ya era hora. Hoy volvemos a tratar el tema de los lagos en Baviera. ¡Y es que no hay manera de visitarlos todos! Entre el Tegernse, Walchensee, Schliersee, Spitzingsee, Eibsee… incluso daría para una entrada hacer el recopilatorio de mis lagos favoritos. Hoy traemos uno de los más grandes y majestuosos: Königssee, el lago del Rey. Dicen que es el lago más bonito de toda Alemania, y no con falta de razón! Tengo que reconocer que es precioso, con una vistas que quitan el aliento. Está situado a unos 30km al sur de Salzburgo, aunque en territorio alemán. Además podemos realizar una infinidad de rutas desde aquí: desde los niveles más bajos hasta coronar la cima del impresionante Watzmann.

Cómo llegar al Königssee

Para llegar desde Múnich en coche, nos dirigimos Salzburgo por la A8. Justo antes de llegar a la frontera con Austria nos salimos hacia Berchtesgaden. Desde aquí, esta todo muy indicado hacia el parking del lago. Nosotros llegamos sobre las 11 de la mañana y el parking estaba bastante completo. Se trata de uno de los lagos más famosos de Baviera y es toda una atracción turística. Hay que contar unas dos horas de camino desde Múnich, por supuesto, sin contar con el tráfico que siempre se forma en la A8.

Si optamos por el transporte público, se complica un poco el asunto, ya que no hay conexiones directas con Múnich. Lo bueno es que podemos hacer uso del Bayern Ticket. Para ello, tomamos el Meridian hacia Salzburgo y nos bajamos en la última parada antes de Salzburgo: Freilassing. Desde aquí debemos tomar el Berchtesgadener Land Bahn (BLB) hacia Bad Reichenhall/Bayerisch Gmain o Berchtesgaden. Una vez aquí, el autobús 841 nos llevará hasta la orilla del lago, desde donde sale el barco.

Qué hacer en Königssee

Ya una vez en el parking de Königsee tenemos varias opciones para disfrutar del lago:

  • Una de ellas, que nosotros no optamos es tomar el Jennerbahn y subir a lo alto para tener una vista de todo el lago y de la montaña que está enfrente, Watzmann. Desde aquí, se puede ver Kehlsteinhaus, la que iba a ser casa de retiro para Hitler y un palacete para recibir a los dignatarios y diplomáticos visitantes. Si queremos visitarla, hay un desvío antes de llegar a Berchtesgaden, pero eso es motivo para otra entrada!
  • La opción más clásica es la de tomar el barco que nos lleva hasta el otro lado del barco, que explicaremos en el siguiente punto.
  • Para los más activos, desde este punto hay un par de rutas muy interesantes, que explicaremos en el último punto.

Paseo en Barco

Centrándonos en el lago, está entre dos macizos montañosos, por lo que no hay ninguna carretera que una el final del lago con el comienzo. Esto significa que la única manera de visitarlo es a través de los numerosos barcos que hay. Aquí podéis encontrar más información sobre precios y horarios, pero resumiendo hay dos opciones: llegar hasta el final del lago (parada de Salet) o quedarnos a mitad de camino (parada de St. Bartholomä), siendo el primero 16,90€ y el segundo 13,90€.

Mi consejo es que lleguéis lo más pronto posible, ya que incluso a las 11 que llegamos nosotros, nos dieron hora para el barco de las 12.15 y ya había mucha gente haciendo cola. Así que si podéis llegar sobre las 10, las probabilidades de no tener que esperar cola son mucho mayores. Una vez en el barco, se tardan unos 35 min en llegar hasta la primera parada (St. Bartholomä) y durante el trayecto hay una pequeña demostración del eco que se puede esperar ante montañas tan altas. El guía saca una tompreta y se puede escuchar como el eco acompaña como si fuera un instrumento más a nuestro guía musical. Es una experiencia que merece la pena ser vivida en directo, ya que los videos que se pueden encontrar en Youtube no hacen justicia.

Una vez en St. Bartholomä, se puede tomar un refrigerio, tenemos un Biergarten junto a un restaurante para disfrutar de una deliciosa comida en un marco inigualable:

IMG_20150606_140209

Senderismo

La cantidad de rutas de senderismo que se pueden comenzar desde el Königssee es simplemente apabulladora. No en vano, Berchtesgaden es una de las zonas más bonitas de Baviera y posiblemente de toda Alemania. Aquí vamos a indicar tres, que son las más llamativas y populares:

La primera de ellas, se hace directamente donde se coge el barco al comienzo. Unos 5 km y desnivel de 150 m, accederemos al conocido «Rincón de los Pintores», Malerwinkel en alemán. Las vistas del Königssee desde aquí no dejan indiferente a nadie:

La segunda de ellas, se toma en la primera parada del barco, St. Bartholomä. Desde aquí a unos 7 km y algo menos de 300 m de desnivel, podemos encontrar una «capilla de hielo» o Eiskapelle. Una cueva de hielo permanente en la falda del Watzmann.

Y la última, se trata de una pequeña ruta de senderismo muy recomendable y sencilla para llegar hasta el Obersee, un pequeño lago situado a unos 15 min de donde nos deja el barco. Desde aquí hay la opción de ir a la otra parte del lago y disfrutar de algunas de las numerosas rutas de senderismo que podemos encontrar. Una de ellas nos lleva ante la cascada más alta de toda Alemania, Röthbach con un caída vertical de 470 metros.

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!