Innsbruck & Lindau

Buenas a todos!

Hace tiempo que teníamos ganas de hacer un viaje más largo por carretera, y viendo que tenía algunos días libres después de Año Nuevo, decidimos no posponerlo más y lanzarnos a la aventura. No había muchos días libres, así que tenía que ser algo acotado, relativamente cerca y que el pequeño pudiera llevar con facilidad. Los destinos que barajamos eran Passau, Núremberg, Innsbruck, Lindau… pero como tampoco queríamos quedarnos mucho tiempo en un sitio en concreto, decidimos hacer un tour por algunas de ellas:

IMG_Route2

 

Así pues, el primer día partimos desde Munich hacia Innsbruck, son aproximadamente dos horas de camino,  para llegar es muy sencillo, ya que sólo hay que coger la A8 en dirección Salzburg. Una vez que llegamos a la altura de Rosenheim, hay una bifurcación para ir hacia Innsbruck. Recordad todos que si queremos usar las autovías en Austria, necesitaremos una viñeta. Se puede comprar en casi todas las gasolineras del camino (de hecho, hay carteles recordándolo), y si somos un poco perezosos, hay una estación de servicio un par de kilómetros antes de la frontera donde se puede obtener. Las hay de 10 días (8,70€), de 2 meses (25,30€) y de año completo (84,40€), así que elegid la que más os convenga.

Una vez cruzada la frontera, recordad que en Austria SÍ que hay límite de velocidad, por lo que tendremos que tener cuidado. Atención especial a las señales que lleven el indicativo IGL (Immissionsschutz Gesetz Luft), ya que están consideradas como protección al medio ambiente y la multa que nos tocará será más alta. Así que a respetar el límite!

Bueno, sigamos con la ruta! Como nos quedaba mucho tiempo antes de ir hacia el hotel en Innsbruck, decidimos hacer una pequeña parada antes en el valle de Sellrain, que está a unos 10-15 minutos de Innsbruck y tiene unas vistas que son impresionantes. Lamentablemente, el día que nosotros fuimos hacía una niebla horrible, y apenas se dejaban ver las montañas, pero prometía ser una vista que quitaba el hipo. Lo tenemos apuntado para ir un día de primavera/verano cuando todo esté verde:

IMG_20150103_124828

Para comer hay muchas opciones en el valle, ya que hay algunas pistas de esquí, y es una zona que vive del turismo. Nosotros elegimos un Gasthof que vimos en Gies, donde nos atendieron muy bien. Una vez repuestos, nos dirigimos hacia el hotel en Innsbruck. Nuestra habitación estaba en la 10ª planta, por lo que pudimos disfrutar de unas vistas tal que estas:

IMG_20150103_145554

Sin embargo, una vez más el mal tiempo, y la niebla nos impidieron disfrutar al 100% de las vistas tan maravillosas que ofrece la zona. El hotel estaba situado en la zona centro de Innsbruck, por lo que todo estaba a buena distancia andando. Nos dimos una vuelta por el centro, visitando las zonas más representativas, pero nos dio la impresión que no había demasiado que ver (comparado con otras ciudades) y que estaba abarrotado de gente, por lo que no se podía pasear con tranquilidad:

IMG_20150103_162654

IMG_20150103_160035

Así pues la visita a Innsbruck nos gustó, pero no estuvo a la altura de las expectativas que teníamos. El segundo día nos pusimos en camino bastante temprano, para aprovechar el día al máximo. Hasta Lindau son aproximadamente unas dos horas de camino, también bastante sencillo: seguir las instrucciones hacia Bregenz, y una vez allí el camino hasta Lindau está indicado. Cabe destacar que como añadido a la viñeta, tuvimos que pagar unos 10€ de peaje en uno de los túneles más largos que había: 14 km!

Una vez nos acerquemos a Lindau, hay que cruzar un puente para llegar a la isla en sí. Mi recomendación es que si llegáis en coche, lo aparquéis lo antes posible, ya que moverse por la isla con el coche es bastante incómodo, y las zonas de parking están limitadas en tiempo. Sin embargo, contamos con dos grandes aparcamientos donde dejar el coche por unos 7€ al día. Preguntad a vuestro hotel por si ofrecen aparcamiento, ya que resultará más sencillo.

La visita a Lindau, al contrario de la de Innsbruck fue totalmente una maravila. A pesar de estar en temporada baja y no contar con paseos en barco por el lago Constanza, el pueblo es muy bonito, tranquilo y con unas vistas impresionantes:

IMG_20150104_131435

IMG_20150104_171812

IMG_20150104_173604

Las opciones para comer son bastante amplias, a pesar de ser un pueblo pequeñito, vimos numerosos restaurantes de todos los tipos: italianos, griegos, chinos, thai, alemanes… Así que podéis elegir el que más os guste… o el que más rabia os dé!

El tercer y último día lo habíamos destinado a Neuschwanstein, ya que estaba «más o menos» de camino de vuelta. En lugar de coger la autovía y hacer el camino largo, como el día se presentaba bastante bueno decidimos coger un poco de carretera de montaña para disfrutar el paisaje. En una hora y media aproximadamente llegamos al castillo, donde ignoramos las indicaciones de Parking, ya que recordaba de la última vez que estuve un parking bastante más cercano que los que estaban señalizados. Es algo más caro (5€), pero te deja justamente en el comienzo de la ruta hacia el castillo y te quita un buen cacho desde el otro parking. Tened cuidado porque el señor que había organizando a la gente para aparcar tenía bastante malas pulgas y chillaba a todo el mundo!

Aquí una de las fotos que saqué del castillo:

 

IMG_20150105_120558_HDR

No hice muchas ya que la anterior vez estaba también nevado y tenía muy buenas fotos, así que me centré más en disfrutar del entorno que es una maravilla! Como el interior es bastante decepcionante, no entramos. Esta vez la ascensión fue un poco más complicada que la anterior vez, ya que en esta ocasión teníamos que cargar al bebé con todos los cachivaches era un peso añadido para nada despreciable. Si queréis leer la anterior entrada sobre el castillo de Neuschwanstein, podéis visitarla aquí. Y para los que se les haya pasado por la cabeza, no, esta vez no olvidé mi cámara: la tenía muy cerquita de mí todo el rato!!

Que tengáis una feliz semana!

Juan Carlos González

Ingeniero de Telecomunicación de profesión, emigrante por necesidad y geek en mi tiempo libre. Desde 2012 redactor en Un Geek en Múnich, donde intento compartir mis experiencias con todos aquellos a los que les pueda interesar. También desde 2012 colaborador en la revista Todo de Vélez-Málaga, desde donde divulgo noticias de tecnología para el público en general.

1 Response

  1. montymodi dice:

    La verdad que a Lindau le tengo muchas ganas!!
    Innsbruck fui hace muchos años y sólo recuerdo el tejadito dorado 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable de los datos: Juan Carlos González Delgado
  • Finalidad del tratamiento: Envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en STRATO AG (EU)
  • Derechos: En cualquier momento puedes acceder, rectificar, portar o borrar tu información.
  • Información adicional: Más información en la Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!