Buenas Geeks! En el post de hoy, vamos a irnos a una región que normalmente no visitamos, ya que se encuentra un tanto alejada de nuestra «zona de operaciones» habitual. Se trata de Allgäu, que con el permiso de Berchtesgaden, es una de las zonas más bonitas de Baviera. En esta región, se encuentra el archiconocido castillo de Neuschwanstein, que hemos visitado con anterioridad, y que, como muchos sabéis, está completamente saturado de turistas. Sin embargo, en esta ocasión, vamos a visitar unas ruinas de dos castillos que se encuentran relativamente cerca del mencionado castillo. Se trata de las ruinas de Hohenfreyberg y Eisenberg.

Como viene siendo habitual, también podéis disfrutar de la crónica de nuestra visita en video:

Ruinas de Eisenberg y Hohenfreyberg

Como su nombre bien indica, se trata de las ruinas de dos castillos de los siglos XIV y XV respectivamente (o quizás al revés, ¡no recuerdo cuál era cuál!). Las ruinas se encuentran relativamente bien conservadas, en comparación con otras que hemos visitado anteriormente. No quiero daros mucho el tostón con la parte de historia, pero en mitad de las ruinas podéis leer toda la historia y eventos que tuvieron lugar en cada uno de ellos. Para más info, ¡la Wikipedia es nuestra amiga!

Pero tengo que reconocer la disfruté la visita mucho más que las dos o tres veces que he ido a Neuschwanstein. Es cierto que éste último es mucho más espectacular, ya que se conserva perfectamente (dado que es del siglo XIX), pero la masa enorme de turistas que siempre está presente, lo desluce bastante. En estas ruinas apenas había visitantes, y el entorno natural es muy similar, ya que se encuentra en la misma región.

Es más, desde el castillo de Eisenberg se puede divisar el archiconocido castillo de Neuschwanstein a lo lejos. Las ruinas de Hohenfreyberg y Eisenberg se encuentran en dos colinas que son contíguas, así que cuando visitemos unas, podemos ir sin mayor esfuerzo a las otras.

Camino a las ruinas

La ruta es bastante sencillita, como viene siendo habitual en nuestras recomendaciones. Nuestro peque tiene ahora 6 años, así que poco a poco vamos incrementando la dificultad de las rutas. En este caso, la ruta se puede hacer casi perfectamente con un carrito de bebé, aunque en ciertos momentos el camino no es muy llano y se puede encontrar rocas y raices que sobresalen notablemente. También si ha llovido anteriormente, debido a que parte del trayecto es en mitad del bosque, puede haber zonas llenas de barro.

Aquí podéis ver el resumen de la ruta, en nuestro caso comenzamos en el segundo parking. Son algo menos de 4 kilómetros en total (ida y vuelta) y con unos 100 m de desnivel, dependiendo de si escogemos el primero o segundo parking. En este último, la ruta es algo más larga, pero comenzamos algo más elevados, por lo que tenéis que ver qué os compensa más.

Ruta a Hohenfreyberg

En las ruinas no hay ninguna zona de juegos para los más pequeños ni servicio de restauración, por lo que no debemos olvidar de traer algún tentempié para la ruta. Muy cerquita de las ruinas, se encuentra el restaurante Schloßbergalm Zell, en el que podemos comer. También podemos optar a dejar el coche en dicho restaurante, y subir a las ruinas. Esta ruta es mucho más corta que las anteriores.

Cómo llegar a Hohenfreyberg

Para llegar hasta las ruinas de Hohenfreyberg y Eisenberg, lamentablemente sólo podemos hacerlo mediante un coche particular. Es cierto que se podría llegar mediante alguna combinación de autobús, regional y tren, pero no es para nada recomendable. Simplemente llegar hasta Füssen nos supondría unas dos horas de camino y habría que añadirle el autobús que nos llevase hasta las ruinas.

Para aparcar, tenemos dos opciones principalmente. Ambas se encuentran en la misma carretera, justo a la salida del pueblo de Zell. El pequeño pueblo de Zell pertenece realmente al pueblo de Eisenberg, que básicamente es un pequeño grupo de casas juntas, así que tiene poca pérdida. Unos 100m a la salida del pueblo tenemos el primer parking, y si este estuviese lleno, el siguiente se encuentra unos 500m en la misma carretera.

Dorfstaße, 87637, Zell (Eisenberg)

Nosotros llegamos sobre las 11 de la mañana y tuvimos que ir directamente hacia el segundo, que estaba completamente vacío. Lo único diferente desde este punto de partida, es que tenemos que cubrir esos 500m adicionalmente a la distancia cubierta por la ruta.

Galería de Imágenes

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!