Buenas Geeks! Comenzamos la temporada con una visita un tanto especial. Dejamos de lado la exploración de la zona al sur de Múnich y nos trasladamos a la zona norte. Es cierto que toda la parte de los Alpes es de una belleza extraordinaria, pero también podemos encontrar verdaderas maravillas si nos desplazamos al norte. En esta ocasión vamos a visitar Essing, un pueblecito a orillas del Altmühl, en la región de Regensburg. Aquí vamos a encontrar el puente de madera más largo de Europa y las ruinas de un castillo que está entre los más antiguos de Baviera.

Seguramente el nombre del río os suene familiar, ya que la región que recorre es muy famosa. Se trata del Altmühtal, es decir, el valle del río Altmühl. Aqui podemos encontrar también el parque de Dinosaurios de Baviera, que visitamos hace algunos años.

La Ruta Essing #1

Desde el pueblo de Essing se pueden realizar varias rutas circulares (Rundwanderweg), con distintos grados de dificultad y longitud. En total hay seis diferentes, y se puede encontrar más información en la web oficial de pueblo.

Nosotros comenzamos con la número 1, ya que se trata de la más corta. Pero si se nos queda corta, siempre podemos hacer alguna de las otras, que se alargan hasta los 15 kilómetros. La diferencia de altura es de unos 150 metros, para salvar el desnivel entre el nivel del río y la localización de las ruinas de Randeck.

Mapa sobre la ruta Essing #1

En general no puedo recomendar esta ruta para los usuarios de carrito de bebé. A pesar de que la primera parte es básicamente una pista forestal muy prácticable, el descenso se realiza por un camino bastante empinado, con muchas piedras y raices. Esto dificulta en gran medida el descenso.

Recomiendo visitar también el puente de madera (el más largo de Europa), a medida que vayamos avanzando por el río. Como he dicho, el pueblo no es muy grande y no hay pérdida posible.

Cómo llegar

Para llegar al pueblo de Essing tendremos que usar el coche. No hay ninguna combinación que sea práctica para llegar desde Múnich usando el transporte público, ya que se encuentra algo apartado de los nucleos de población importantes. Para aparcar, nosotros hemos dejado el coche en el aparcamiento de la igleisa del pueblo:

Aparcamiento
Kirchplatz, 93343 Essing.

No tiene mucha pérdida, ya que el pueblo lo compone una calle principal y la iglesia está prácticamente a la entrada. Dicho apartamiento tiene capacidad para unos 20 coches aproximadamente y en caso que estuviese lleno, se puede aparcar a lo largo de la calle en el pueblo.

Ruinas de Randeck

Como hemos comentado, el highlight de esta ruta son las ruinas de Randeck, que se encuentran justo encima del pueblo de Essing. Se trata de una de las ruinas más antiguas de Baviera, y se data sobre el año 1000.

Lamentablmente las ruinas estaban cerradas cuando hicimos la visita, así que tendremos que volver para poder completar la visita. Por las fotos que he podido ver, la vista que se tiene desde la torre es impresionante. Incluso se puede ver el Befreiungshalle de Kelheim, que visitamos ya hace unos años.

ACTUALIZACIÓN: Porque informarse antes de visitar un sitio es de personas precavidas (la cual no soy!), acabo de leer que las ruinas únicamente están abiertas desde Abril a Octubre.

Para más información sobre la visita, tenéis su web oficial.

Galería Fotográfica

También para que os deleitéis con las vistas, os dejo la crónica fotográfica de nuestra visita a Essing:

Crónica en Video

Tal y como hacemos ya siempre, también podéis disfrutar de nuestra visita en video:

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!