Ehrwald

Buenas geeks! Aprovechando las vacaciones escolares de Pentecostés (Pfingstferien), hemos decidido explorar una de las regiones austríacas más famosas: El Tirol. Más concretamente, hemos visitado el lago de Plansee y Ehrwald. Se encuentran muy cerquita de Alemania, justo en la frontera con Garmisch-Partenkirchen, por lo que se pueden visitar fácilmente. Como punto añadido, el grueso de la gente que se va de vacaciones en estas fechas eligen destinos más calurosos, como Italia o Croacia, por lo que no está completamente masificado. Junio es una época perfecta para hacer senderismo, ya que no hace tanto calor como en agosto y en la mayoría de los sitios, la nieve ya se ha derretido.

Se trata de una zona relativamente elevada entre las montañas de Zugspitze, Sonnenspitze y algunas otras más. Se llega a través de un teleférico, o si nos animamos desde el principio una caminata de 3 km y unos 400 metros de desnivel. Una vez nos bajemos del teleférico, se abre ante nosotros una cantidad de rutas muy amplia. Las hay de todos los niveles, incluso pensadas para carritos de bebé. En nuestro caso, habíamos decidido subir hasta el Seebensee, a pies del Sonnenspitze.

erhwald alm

Llegada a Ehrwald

Si hay dos lugares que están completamente colapsados durante los fines de semana, esos son: la autovia A8 en dirección Salzburgo y la A95 en dirección Garmisch-Partenkirchen. No en vano, la Autobahn acaba antes de llegar a Oberau, y desde ahí tenemos que usar carreteras convencionales. Por desgracia, la mejor manera de llegar hasta Ehrwald es usando la A95, ya que se encuentra a escasos kilómetros de Garmisch, ya en territorio austríaco. Si vamos en coche, cabe destacar que no necesitaremos ningún tipo de viñeta, al no entrar a ninguna autovía austríaca. Una vez en Garmisch tenemos que seguir las indicaciones hacia Reutte in Tirol (carretera B23). Cuidado, ya que en el momento de la escritura de este artículo, dicha carretera estaba cerrada durante la semana por obras. Así que, ¡comprobad el estado de las carreteras antes de salir!

Si por el contrario, queremos llegar con el transporte público, buenas noticias: se puede usar el Bayern-Ticket. A pesar de estar en Austria, es de las pocas estaciones cubiertas por el archiconocido ticket. Para ello, solo tenemos que llegar hasta Garmisch-Partenkirchen y desde ahí coger el RB que nos lleva a Reutte in Tirol. Nos tendremos que bajar en la parada «Ehrwald Zugspitzbahn«. El pueblo no es especialmente grande, así que podemos llegar a pie a cualquier lugar. En cualquier caso, hay un autobús que nos lleva por todo el pueblo hasta la estación del teleférico.

El camino

ehrwald

Lo primero de todo, tuvimos que hacer cambio de planes: Seebensee estaba congelado aún en su gran mayoría y el camino hasta el cubierto de nieve. Así que en lugar de arriesgarnos a llegar casi a nuestro destino y no poder completarlo, elegimos un destino alternativo. Como hemos mencionado anteriormente, la cantidad de rutas que se abren desde el Ehrwalder Alm es suficiente para poder elegir una adecuada a nuestras intenciones.

ehrwald

Como la cosa, como dice cierta persona que conozco, se trata de ver agua en distintas formas, elegimos pasar por el Igelsee. La ruta es de aproximadamente 6 km y unos 200 m de desnivel. Se comienza ascendiendo de forma muy suave pero continuada hasta llegar a la pequeña capilla llamada «Pestkapelle». Desde aquí tenemos que volver a bajar siguiendo lo que en invierno es una pista de esquí, hasta llegar a la estación del telesilla. Cuidado, que la pendiente descendiendo es bastante pronunciada, por lo que tenemos que andar con cuidado. Una vez abajo, comenzamos el camino de vuelta, siguiendo el arroyo y ascendiendo de nuevo de forma muy suave. Tras un corto tramo, llegamos al Igelsee, que podemos ver en la siguiente fotografía:

igelsee

Desde el Igelsee, seguimos todas las indicaciones de vuelta hacia el Ehrwalder Alm, siendo la gran mayoría del recorrido cuesta abajo, con una pendiente moderada. Para aquellos que tengan carritos de bebé, recomiendo que se acceda al Igelsee usando este camino directo, ya que está mucho mejor preparado y es ligeramente más corto.

Una vez que estemos ya preparados para volver a nuestro punto de partida, no olvidemos visitar el Almsee. Es un lago pequeñito pero con unas vistas impresionantes del Zugspitze y del valle. Se encuentra pocos metros de la estación del teleférico y es una visita obligatoria:

almsee

Como siempre, comparto la ruta en Komoot para todo aquel que tenga interés en hacerla:

Bonus: TimeLapse desde Ehrwald

Como viene siendo costumbre, incorporamos al canal de YouTube un vídeo con algunas escenas grabadas en nuestra aventura. Como primer anticipo, aquí os dejamos un Time-Lapse desde el hotel:

Así como un nuevos TimeLapse de nuestro camino hacia Ehrwald desde Reute in Tirol:

Juan Carlos González

Ingeniero de Telecomunicación de profesión, emigrante por necesidad y geek en mi tiempo libre. Desde 2012 redactor en Un Geek en Múnich, donde intento compartir mis experiencias con todos aquellos a los que les pueda interesar. También desde 2012 colaborador en la revista Todo de Vélez-Málaga, desde donde divulgo noticias de tecnología para el público en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable de los datos: Juan Carlos González Delgado
  • Finalidad del tratamiento: Envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en STRATO AG (EU)
  • Derechos: En cualquier momento puedes acceder, rectificar, portar o borrar tu información.
  • Información adicional: Más información en la Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Comparte Ésto!

¿Te ha gustado este artículo? Entonces échame una mano para ayudar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!