Mittenwald: Senderismo en familia

Este pasado fin de semana hemos tenido un tiempo estupendo de nuevo. La verdad que este verano está siendo especialmente fructífero y los fines de semana aprovechables han sido muchos. Así que no nos íbamos a quedar en casa con un tiempo así. Teníamos en mente Mittenwald, donde podemos encontrar otro Walderlebnispfad. Sin embargo, dado que era el último fin de semana antes del comienzo del curso escolar, no nos atrevimos a ir con el coche; utilizamos una vez más el Bayern Ticket, que nos permite viajar por toda Baviera a un precio bastante reducido.

Poco a poco, vamos terminando nuestra colección de Walderlebnispfade que tenemos en la región. De momento, si tienes interés en saber qué son y donde se encuentran, puedes consultar nuestro mapa. También puedes consultar las distintas entradas que hemos realizado al respecto: Walderlebnispfad en Freising, Walderlebniszentrum en Grünwald, Baumkronenweg & Walderlebnispfad Ziegelwies, Kuhfluchtwasserfälle & Walderlebnispfad Farchant. Si tenéis alguno que creáis que merezca la pena, no dudéis en escribirme, ¡estamos deseando conocer más por la zona!

Llegada

Desde la estación central de Múnich, hay un tren que va directo hacia Seefeld in Tirol, con parada en Mittenwald. Cuidado, ya que el tren se separa en dos en Garmisch-Partenkirchen, así que estad atentos. Ahora viene lo más interesante de esta ruta de senderismo, y es que la podemos configurar como queramos. ¿Y ésto como es?. Pues muy sencillo: en la zona de Mittenwald, hay dos lagos (Lautersee y Ferchensee) elevados unos 200m respecto del pueblo, con un montón de posibilidades de senderismo entre ellos y/o subiendo a algunas de las cimas que coronan la zona. Para subir a los lagos , hay un bus que nos lleva desde la estación de Mittenwald. Así que podemos montarnos la aventura dependiendo de nuestro nivel de actividad.

Nosotros, por ejemplo, subimos hasta el segundo lago (Ferchensee) en bus, para luego bajar andando. Ojo, que el Bayern-Ticket no vale y hay que pagarlo aparte. Es perfecto por si viene familia que no esté tan habituada a la actividad física, que puedan disfrutar de estos paisajes tan impresionantes. Incluso si en algún punto estamos muy cansados, podemos esperar al bus.

Descenso a Mittenwald

Justo en la última parada del bus hay un restaurante, donde podemos comer en una terraza con unas vistas impresionantes. Dado que era más o menos la hora de comer y ya rugían los estómagos, decidimos tomarlo con calma y comer:

Desde el restaurante, hay que volver sobre los pasos que el autobús ha tomado. Podemos seguir esta carretera de montaña hasta el mismo pueblo de Mittenwald, o podemos seguir alguno de las otras rutas de senderismo que se nos ofrece. Como siempre, está muy bien indicado, por lo que perderse sería casi imposible. Si decidimos por esta segunda opción, podemos sentarnos y disfrutar de paisajes como este:

En una media hora aproximadamente, llegaremos al siguiente lago: Lautersee. A nosotros nos llevó casi una hora y media, contando el paso del niño y las múltiples paradas para hacer fotos, jugar con piedras o simplemente para admirar el paisaje. Aquí una vez más tenemos la posibilidad de comer algo, o si el día presta, bañarnos en el lago. Hay una zona de baño con todo tipo de instalaciones, perfecto para pasar el día:

lautersee

Walderlebnisfad Lautersee

Según vamos bajando, al otro lado del Lautersee está el Walderlebnispfad que habíamos venido a visitar. Son en total unos dos kilómetros, y 12 estaciones en total. Similar a los otros que habíamos visitado anteriormente, con el añadido del espectacular entorno que lo rodea:

walderlebnispfad lautersee

Seguimos las indicaciones de vuelta hacia Mittenwald, y en una media hora llegamos al pueblo. Durante todo el descenso se pueden contemplar maravillas como esta:

mittenwald

Una vez en el pueblo, merece la pena tomarse un poco de tiempo y conocerlo. Dos puntos que nos llamaron especialmente la atención fueron: un mercadillo de productos locales, donde se puede comprar prácticamente de todo, y con una pinta estupenda; y el Kurpark am Burgberg, un parque donde descansar y relajarse después de un poco de senderismo.

Ruta

En total, la ruta que nosotros hicimos fue algo menos de 6 km, perfecto para los peques que se están animando. Como es cuesta abajo es mucho más llevadero para ellos, pero aún así algunas zonas tienen una pendiente pronunciada, por lo que hay que ir con cuidado. Recordad siempre llevar calzado adecuado para este tipo de actividades.

Aquí podéis ver la ruta en mi perfil de Komoot:

You may also like...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.