Vuelta a Spitzingsee

Menudo fin de semana hemos tenido, ¿eh? Un tiempo de fábula para un mes de Abril que normalmente es bastante más lluvioso. Dado que las previsiones eran fantásticas, era hora de terminar una de las rutas que habíamos hecho anteriormente. Hace ya algunos años, hicimos la ruta alrededor del Spitzingsee, pero nos dejamos por visitar la zona de la Albert-Link-Hütte. Aquí podéis ver la crónica de nuestra ruta: Spitzingsee. En el libro del que sacamos la primera versión, recomendaban encarecidamente visitar adicionalmente esa zona.

Así pues, saliendo bastante tempranito para evitar atascos y colapsos a la hora de aparcar el coche, conseguimos llegar cerca de las 10 de la mañana. Al igual que la anterior vez, aparcamos en el primer parking que se encuentra a mano derecha, directamente a orillas del lago. Sin embargo, la experiencia nos dictaría que para una futura vez, aparcar el coche un poco más cerca del comienzo de la ruta no es mala idea. Hay un parking directamente en la Iglesia que nos deja justo donde comienza la ruta.

Cabe destacar que la última vez fuimos en Mayo y pasamos algo de frío. Esta vez íbamos más preparados, pero con calzado primaveral: cuál fue nuestra sorpresa cuando vimos que todavía quedaba una cantidad considerable de nieve! A pesar de tener más de 25 ºC, la nieve seguía aguantando como una campeona.

spitzingsee hike

Desde el puente del extremo del Spitzingsee, se pueden tomar dos rutas. La primera, justo antes del puente, va directamente a la cabaña. La segunda, que fue la que tomamos, toma un rodeo que merece la pena.  A los pocos momentos de comenzar la segunda ruta, el bosque se abre para dar paso a una vista que merece la pena admirar. Dado que la nieve estaba aún en proceso de derretirse, se observa que la hierba no estaba aún recuperada. Esta misma vista unos meses más adelante debe ser preciosa:
spitzingsee hike

Aquí hago un pequeño inciso para hablaros de fotografía. Hace un par de meses, decidí cambiar mi equipo Sony por el sistema Micro 4/3 de Olympus/Panasonic. Tengo que decir que estoy totalmente encantado de los resultados, la calidad habla por sí misma. Como punto añadido, el tamaño del equipo se ha reducido, lo que me permite llevar en el mismo peso más cosillas. Entre ellas, es un set adicional de filtros de densidad neutra para obtener estos efectos a plena luz del día:
spitzingsee hike

Albert-Link-Hütte

Como nota desfavorable, nuestro plan era el de llegar hasta la Albert-Link-Hütte, almorzar ahi, y dejar que el niño jugara tranquilamente en su zona de juegos. Nuestro gozo en un pozo, al ver que estaba cerrada por vacaciones. Sin embargo, hicimos una parada técnica para que el crio jugara de todas formas. Como podéis ver, la zona de juegos tiene una pinta impresionante, con un entorno precioso:
spitzingsee hike
spitzingsee hike

Así pues, a la tercera va la vencida. Nos queda volver a ir una tercera vez para disfrutar de todo. Esperemos que podamos ir antes de 3 años, aunque con la cantidad de sitios que hay para hacer rutas preciosas, será complicado!

You may also like...

Deja un comentario